Jane Arnold nos habla sobre Enele 2018

Clase en ENELE

Del 16 al 20 de julio se celebra en la Universidad de Cádiz el IV Encuentro Internacional de Desarrollo Profesional en ELE, Enele 2018, en el que Difusión vuelve a ser entidad colaboradora. Hemos entrevistado a Jane Arnold, creadora y coordinadora del encuentro Enele y directora académica de Language and Cultural Encounters-LCE, entidad co-organizadora junto al Centro Superior de Lenguas Modernas de la UCA.

¿Qué diferencia a Enele de otros cursos de Desarrollo Profesional en ELE?
Hoy en día hay muchas ofertas de formación para docentes de Español como Lengua Extranjera pero en Enele contamos con ponentes de reconocido prestigio internacional y dilatada experiencia en la formación de profesores. Además, la estructura del encuentro facilita mucho la posibilidad de compartir experiencias con profesores de todo el mundo, lo cual ha llevado a gran satisfacción de los asistentes en años anteriores. Por otro lado, lo organizamos desde LCE junto al Centro Superior de Lenguas Modernas de la Universidad de Cádiz, un lugar muy atractivo y con interesantes instalaciones. Por último, no podemos pasar por alto Cádiz como destino de verano y el programa cultural que allí desarrollamos, donde se puede conocer la historia, la cultura, el Carnaval, la gastronomía, sus hermosas playas… Además, la capital gaditana está cerca de otras ciudades interesantes, así que es una oportunidad estupenda para conocer Sevilla, Málaga, Córdoba o incluso otros países como Portugal o Marruecos.

Los factores afectivos son siempre una constante en cada edición de Enele. ¿Por qué son importantes en la enseñanza de ELE?
Se ha investigado mucho sobre la importancia de los factores afectivos en la enseñanza. De hecho, en Enele 2017 tuvimos como ponente al doctor Francisco Mora Teruel que ha escrito sobre la evidencia desde las neurociencias del papel que tiene lo afectivo en el aprendizaje. En mi propia experiencia como profesora he comprobado que a medida que iba incorporando más atención a los factores afectivos, mis clases funcionaban mejor. En general, podemos decir que hoy tenemos un modelo de enseñanza centrado en el alumno, pero hace años Earl Stevick nos dijo que el docente es en un sentido la figura central en una clase porque es quien crea una buena atmósfera en el aula y muchos de nuestros ponentes ofrecen ideas para conseguirlo. En el documento del Instituto Cervantes “Competencias clave del profesorado de lenguas segundas y extranjeras”, por ejemplo, una de las ocho competencias clave del profesorado que incluyen es precisamente “Gestionar sentimientos y emociones en el desempeño de su trabajo”.

La poesía y la creación literaria han ocupado un lugar importante en las diferentes ediciones de Enele y este año, gracias a la colaboración de la editorial Difusión, contáis con Rosana Aqcuaroni. ¿Qué ventajas supone utilizar la poesía como herramienta en la enseñanza de ELE?
En LCE nos encanta la poesía por muchas razones y es que en el aprendizaje de ELE hay una relación muy directa entre lo afectivo y la poesía. A veces un poema puede producir una emoción más fuerte, ser más estimulante, que otros tipos de textos escritos en la lengua; la poesía bien elegida para usar en el aula puede conectar más con los sentimientos de los alumnos y acercarles a aspectos interesantes de la lengua y la cultura. Rosana Aquaroni tratará este tema en profundidad. Ella tiene mucha experiencia en la enseñanza de ELE y como poeta ha publicado varios libros premiados así que nos va a mostrar muchas maneras de usar la poesía en la docencia de segundas lenguas que pueden llevar a un aprendizaje creativo y gratificante, donde los alumnos disfruten.

Uno de los puntos fuertes de Enele es, además de compartir experiencias con docentes de todo el mundo, refexionar de manera crítica sobre nuestro trabajo diario. ¿Por qué es tan importante la refexión?
La refexión es una de las claves para el proceso de enseñanza/aprendizaje. En nuestra labor docente diaria a veces hay algo que no ha funcionado. Lo que conviene entonces, en vez de simplemente quejarnos, es refexionar sobre qué ha pasado. Intentar buscar posibles soluciones para resolver las difcultades que hemos visto para que, en futuras situaciones similares, todo pueda desarrollarse mejor. Y en todo este proceso refexivo el trabajo conjunto con otros compañeros ayuda muchísimo porque aportan ideas de su propia experiencia que serán útiles a todos para encontrar diversas maneras de mejorar la práctica docente.

Y para terminar, ¿por qué acudir a Enele?
Según lo que he observado en los encuentros Enele anteriores, considero que hay muchas y muy buenas razones. Los temas de las ponencias son muy útiles para renovar conocimientos sobre nuestra docencia y reciclarnos. Además, trabajando con profesionales importantes en nuestro campo, podemos reflexionar de manera crítica sobre nuestra profesión y fortalecer la ilusión y la motivación con nuestro trabajo. Se forma allí una comunidad de aprendizaje donde podemos compartir experiencias docentes con profesores de todo el mundo y adquirir muchas herramientas, ejercicios, ideas… para llevar a casa. Participar en Enele y estar en Cádiz esos días es un merecidísimo premio a todo un año de trabajo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies