Los corpus discursivos en la clase de ELE: atrévete a usarlos y aprovéchate de todo lo que te ofrecen

Corpus lingüísticos

«Uy, eso de los corpus no es para mí, yo soy profe, ¿eso no es para lingüistas e investigadores del lenguaje?, nunca se me había ocurrido que pudiera usarlos para mis clases de ELE».

Esta y otras afirmaciones similares se obtuvieron en una encuesta que lanzamos a los profesores de ELE inscritos a este webinar.

Por supuesto, muchos docentes de ELE conocen los corpus e incluso los han utilizado alguna vez, pero es mayor el porcentaje de encuestados que declara no haberlos consultado nunca o supone que su uso es muy complejo.

En las líneas que siguen voy a explicarte qué es un corpus y en qué puede ayudarte como docente de español; y además, trataré de convencerte de que vale la pena dedicar cinco minutos a aprender cómo se usa cada corpus, pues el beneficio que reporta su uso para ti y para tus alumnos es mucho mayor que el esfuerzo que supone aprender su manejo. Y lo vamos a ver con dos corpus: el CORPES XXI de la RAE, y el CORPUS DEL ESPAÑOL, hay muchos más, pero si comienzas con estos, seguramente podrás sacarle partido a cualquier corpus.

Los corpus son colecciones de textos, escritos u orales, en formato electrónico, que nos permiten acceder a una cantidad muy variada de géneros discursivos y fenómenos lingüísticos. Su interfaz de búsqueda permite el acceso a elementos muy concretos, pues sus usuarios disponen de multitud de ejemplos y casos contextualizados al alcance de un clic. Quizás te preguntes qué diferencia hay entre un corpus y cualquier búsqueda que podamos hacer en Google, ¿no es lo mismo? La respuesta es: rotundamente no. Veamos por qué.

Para empezar, en un corpus podemos hacer búsquedas mucho más afinadas y más útiles como hablantes y profesores de lengua, y es que los corpus están lematizados y etiquetados. Esto nos permite hacer búsquedas por lema, como en un diccionario, pero la diferencia es que si buscas un verbo en infinitivo, por ejemplo, SABER, los resultados presentarán ejemplos de cualquiera de sus formas conjugadas, no importa cuáles sean: sé, saben, supimos, sabrás, han sabido, haya sabido, etc.

Otra característica útil, y que no encontramos en Google, es que los corpus están etiquetados y en ellos se han señalado las categorías morfológicas o partes del discurso, aquellas clásicas como adjetivo, sustantivo, verbo, adverbio, preposición, etc. o a otras menos esperables como afijo, amalgama o puntuación. Si en un corpus las palabras están etiquetadas por este tipo de categorías, podremos refinar nuestras búsquedas. Por ejemplo, al buscar la palabra ‘lo’, podremos indicar de antemano si queremos resultados de esta forma como artículo o como pronombre personal.

Gracias a estas funciones, podemos hacer búsquedas muy útiles. Veámoslo con un caso práctico: que te gustaría que tus alumnos comprobaran rápidamente en un corpus con qué tiempos de pasado suele aparecer combinado el adverbio relativo «cuando», ¿cómo podrías buscar esto en Google? Sería prácticamente imposible, pues al escribir «cuando» aparecerían como resultado de búsqueda ejemplos demasiado dispares que no responden al interés de los estudiantes.

Imagen 1. búsqueda de "cuando" en Google.

Sin embargo en un corpus como el CORPES XXI, y gracias a las funciones que hemos visto antes (lematización y etiquetado), podemos buscar la combinación de «cuando» (adverbio relativo) con verbos en pasado. Redondeado en rojo puedes ver lo fácil que es hacer una búsqueda si manejas estos criterios.

Imagen 2. Búsqueda de "cuando" + "tiempo pasado" en CORPES XXI

Y este sería el resultado, que daría mucho juego para su explotación didáctica.

Imagen 3. Resultado de búsqueda de "cuando" + "tiempo pasado" en CORPES XXI

Esta es solo una muestra de la gran versatilidad que poseen las búsquedas en un corpus. Pero llega el momento de plantearnos para qué podemos utilizarlos en nuestra labor docente.

Pregúntale a la lengua

Para empezar, mediante el corpus, podemos preguntarle a la lengua. Si todavía piensas que eres profesor y no investigador de la lengua, debo decirte que te equivocas. Precisamente, no conozco una labor en la que se reflexione tanto sobre la lengua como en su enseñanza, por supuesto desde el momento en que pisamos el aula somos todos investigadores: las preguntas de nuestros estudiantes se suman a nuestras dudas y van reestructurando nuestra visión del lenguaje. Por ello, a menudo tendremos dudas como las siguientes: ¿se dice «ayudarle» o «ayudarlo»?, ¿en algún lugar hispanohablante se puede decir «pasarla bien»?, ¿con qué preposiciones se combina tal o cual verbo? Si le preguntas a un corpus, obtendrás respuestas rápidas y ejemplos que podrás aprovechar para tus clases.

Mejora el input de tus explicaciones y actividades

Como docente, también puedes explotar el corpus para crear tus propias actividades, pues encontrarás un input perfecto para llevar al aula, más variado que el que a veces puedas encontrar en algunos materiales, y más certero que esos ejemplos que se te ocurren de manera espontánea en el aula. El siguiente ejercicio de gramática, por ejemplo, se ha realizado a partir de ejemplos extraídos del CORPES XXI.

Imagen 4. Ejercicio realizado a partir de casos de corpus

Deja que tus estudiantes aprendan por descubrimiento

Por otro lado, ¿por qué no usar el corpus para que tus estudiantes aprendan por descubrimiento? Arriésgate a plantearles preguntas que pueden responder con una consulta a algún corpus o, si no tienen acceso a ellos, diseña tú una actividad a través de su consulta e incítalos a observar la lengua. Te pondré un ejemplo sencillo, muchas veces dedicamos tiempo en las clases a explicar el funcionamiento de verbos semánticamente afines pero con usos dispares, y que en ocasiones llevan a confusión, esto sucede con verbos como «conocer», «saber» y «poder». A partir de la búsqueda en corpus los estudiantes pueden descubrir ellos mismos su diferente combinatoria y por lo tanto, deducir sus usos correctos, como se desprende del siguiente ejemplo, extraído del Corpus del Español.

Este Corpus permite buscar colocaciones, que son palabras que se combinan con el lema con una frecuencia mayor de la habitual, de manera que si el estudiante busca el lema «conocer», por ejemplo, puede obtener ejemplos como los siguientes, ordenados por frecuencia de uso en español.

Imagen 5. Búsqueda de "conocer" en el Corpus del Español.

 

Recapitulemos

A modo de resumen, voy a indicar algunas de las cuestiones que tú o tus estudiantes podréis hacer con corpus:

  • Llevar al aula muestras de lengua reales y contextualizadas.
  • Resolver dudas lingüísticas.
  • Buscar coapariciones o colocaciones de palabras para estudiar el léxico contextualizado.
  • Permitir que los estudiantes descubran el significado de palabras afines y de falsos amigos.
  • Permitir que los estudiantes descubran el léxico específico de lenguajes de especialidad.
  • Trabajar elementos orales como la entonación de determinadas secuencias. (El Corpes XXI te permite, por ejemplo, descargarte fragmentos sonoros y llevarlos al aula).
  • Consultar la frecuencia relativa de determinadas voces y su distribución en géneros discursivos.
  • Descubrir la distribución geográfica de una voz a lo largo del territorio de habla española.
  • Diseñar ejercicios a partir de toda la información anterior, que faciliten una metodología inductiva.

Hay mucho más que puedes hacer si te acostumbras a usar estos recursos. Ya verás que apenas necesitas de unos minutos para familiarizarte con la interfaz de cada corpus, que además está pensada para que le saques el máximo partido. Si no has empezado aún a usar un corpus anímate y comparte tu experiencia.

Nota del editor: si tienes una suscripción premium a Campus Difusión, allí puedes ver la grabación del webinar que Virginia González hizo con nosotros sobre este tema. El vídeo está en la sección ‘formación’, dentro de la colección ‘webinars’ y profundiza en las ideas tratadas en este artículo.


Dra. Virginia González García

Es profesora del Departamento de Filología Española de la Universitat de València, y miembro del grupo Val.Es.Co. (Valencia, Español Coloquial). En el ámbito de ELE, dirige el Máster de Formación y Actualización de Profesores de ELE (título propio de la Universitat de València) y el Foro de Profesores de ELE que se organiza cada año y es un pequeño congreso con profesores y futuros profesores de todos los países del mundo. Es una de las autoras del manual 'C de C1' de la editorial Difusión. Su principal ámbito de investigación, en la actualidad, se centra en el español coloquial y en su presencia en los discursos digitales, así como en sus aplicaciones a la enseñanza de español como lengua extranjera.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies