Esta web utiliza cookies propias (inicio de sesión) y de terceros (Google Analytics). Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
difusion
Pago rápidoNo tienes artículos en la cesta


Compra seguraPaypal y Visa

Entrevista a Reyes Llopis García, experta en gramática cognitiva y ELE

En esta entrevista la Dra. Reyes Llopis nos habla con claridad y rigor sobre la gramática cognitiva y su aplicación a la enseñanza del español.

Entrevista a Reyes Llopis García, experta en gramática cognitiva y ELE

Conocí a Reyes hace ya varios años en uno de los Foros E/LE de la Universitat de València. Por aquel entonces ella era profesora en la Universidad de Aquisgrán y estaba haciendo su doctorado. Casi por casualidad empezamos a charlar sobre didáctica y recuerdo que a ambos nos sorprendió descubrir un interés común: la gramática cognitiva. Mi pasión venía de mi trabajo de fin de máster, allá por 2004 (antes de la aparición de la Gramática básica del estudiante) y la suya por haberla descubierto como alumna de Jenaro Ortega en los cursos de su doctorado, donde además leyó trabajos de Alejandro Castañeda y José Plácido Ruiz Campillo. La gramática cognitiva no solo fue el tema de su tesis doctoral sino el ámbito académico que actualmente desarrolla, junto a otros colegas, en la Universidad de Columbia.

¿Quién es Reyes Llopis García? Háblanos un poco de ti y de tu trayectoria profesional.
Soy lingüista, investigadora, formadora de profesores y sobre todas las cosas, #profedeELE. Estudié el grado en la Universidad Nebrija, donde descubrí tanto la Lingüística como la enseñanza de ELE y me di cuenta de que la combinación de ambas era mi vocación. Continué el posgrado también en la Nebrija al hacer el Doctorado en Lingüística Aplicada a la Enseñanza de ELE, y mi trayectoria profesional la he desarrollado en Alemania y Estados Unidos. También colaboro en los posgrados de Nebrija, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Universitat de València.

¿Qué es la gramática cognitiva? ¿Puedes darnos una definición sencilla?
Con mayúsculas, la Gramática Cognitiva es un campo de estudio dentro de la Lingüística Cognitiva (LC) que considera que el lenguaje es una habilidad mental que surge de nuestra interacción física y motora con el entorno que nos rodea y por tanto es experiencial, así como representacional, pues está destinado a comunicar los significados que materializan los puntos de vista de los hablantes.

Con minúsculas, es la gramática que muchos profesores aplicamos en clase cuando intentamos buscar una lógica a lo que significan las formas lingüísticas que va más allá de la mera explicación formalista de las reglas descriptivas del lenguaje (y del manual del aula). ¿Gesticulamos y nos movemos por la clase para explicar el valor de significado de los verbos? ¿Dibujamos un esquema abstracto para representar una preposición? ¿Hacemos a los alumnos reflexionar sobre las similitudes de conceptualización de sus lenguas maternas y del español? Entonces, seguramente estamos haciendo gramática cognitiva.

¿Qué ventajas tiene la GC en la clase de ELE?
Yo creo que muchas, porque nos libera un poco de la rigidez e incontestabilidad de muchas reglas gramaticales, y también de la abundancia –en apariencia aleatoria– de usos comunicativos para una misma forma que muchas veces encontramos en los manuales. No quiero decir que la GC nos libre de reglas, ¡ni mucho menos! Pero lo que sí hace es aportar un porqué a muchas de esas reglas, una razón de ser, una “lógica comunicativa” que se centra más en la experiencia física de (todos) los hablantes y en cómo las formas gramaticales representan significados inequívocos, y menos en la descripción “extranjera” de la lengua. Por ejemplo, nos ayuda a transmitir a los estudiantes la intención comunicativa y la visión objetiva de los hablantes nativos cuando dicen algo como Me alegro de que vengas frente a la opción, también factible, de Me alegro cuando vienes. También es muy efectiva en la enseñanza de las preposiciones, pues cuando usamos el concepto de espacio para explicar su significado base (o prototípico), podemos poner bastante orden en su caos polisémico y multiusos.

La GC ofrece básicamente otra manera de trabajar la gramática que ciertamente puede no ser para todos los profesores o alumnos, pero que enfoca su enseñanza de una forma interactiva y reflexiva. Nos invita a pensar sobre el lenguaje como reflejo directo del pensamiento.

¿Cuál es el encaje, si lo hay, de la GC con los enfoques de tipo comunicativo? ¿Cuál es tu experiencia en este sentido?
En mi opinión, el encaje metodológico es muy factible, especialmente con paradigmas comunicativos, pues la GC presupone sobre todas las cosas la comunicación de significados. En Columbia University, por ejemplo, nuestro programa de español se basa en un enfoque por tareas con aprendizaje colaborativo y en la enseñanza a través de contenidos y proyectos, con todo ello a través de un foco en la forma explícito y de corte cognitivo. Dicho esto, la aplicación cognitiva requiere una formación del profesorado nada desdeñable, pues implica en muchos casos un cambio en cómo entendemos y explicamos la gramática en el aula. Este cambio debe estar basado en premisas teóricas y conocimientos de Lingüística que es necesario –o aconsejable– estudiar. Por suerte, hoy en día ya empieza a haber opciones: cursos de formación y representación en congresos, asignaturas e investigación en titulaciones de posgrado y publicaciones tanto divulgativas como académicas en español. ¡Estamos de suerte!

¿Qué aspectos de la enseñanza tradicional de la gramática ha revolucionado la GC?
Yo creo que lo más interesante de la GC en el aula de ELE es que potencia un vínculo afectivo del estudiante con la gramática del español. Para muchos aprendientes, la posibilidad de entender que las formas gramaticales surgen de experiencias físicas y de percepciones del espacio también presentes en su lengua materna, convierte el aprendizaje en un proceso más atractivo de descubrimiento/comprensión del español.

En tu opinión, ¿hay todavía algún aspecto gramatical a la espera de un mayor desarrollo por parte de la GC? ¿Cuáles son los retos pendientes en este sentido?
En realidad, dada la juventud de la propia disciplina está casi todo por hacer (viene de los años 80, y la combinación con la Adquisición de Segundas Lenguas y su enseñanza es incluso más reciente. Las fuentes bibliográficas más sólidas –para el inglés– datan de principios de los 2000). Así que esto son buenas noticias, pues hay lugar para todos y amplias oportunidades de desarrollo de la GC para el español.

¿Aparte del ELE, en la enseñanza de qué otras lenguas se está aplicando la gramática cognitiva?
Como siempre en el campo de la Lingüística, el inglés y su enseñanza priman sobre todos los otros idiomas y es donde más trabajo de fundamentación teórica e investigación empírica hay. Sin embargo, la LC pisa muy fuerte en instituciones académicas de Europa del Este, así como en las lenguas sinohablantes, donde Japón está a la cabeza de la investigación con China siguiendo de cerca. En el XIII Congreso Internacional de Lingüística Cognitiva (Newcastle) del pasado verano hubo mucha diversidad lingüística en los trabajos que se presentaron.

¿Puedes recomendarnos algunas referencias para aquellos profesores que deseen saber más sobre la GC?
¡Claro! Algunas lecturas interesantes en español son:

  • Castañeda Castro, Alejandro, Ed. Enseñanza de Gramática Avanzada de ELE: Criterios y Recursos. Madrid: SGEL, 2014.
  • Cuenca, Ma. Josep, y Joseph Hilferty. Introducción a La Lingüística Cognitiva. 1a ed. Barcelona: Editorial Ariel, 1999.
  • Lakoff, George, y Mark Johnson. Metáforas de la vida cotidiana. Madrid: Cátedra, 2005 (1980).
  • Llopis García, Reyes, Juan Manuel Real Espinosa, y José Plácido Ruiz Campillo. Qué Gramática Enseñar, Qué Gramática Aprender. Madrid: Edinumen, 2012.
  • Llopis García, Reyes. Las preposiciones y la metáfora del espacio: aportaciones y potencial de la lingüística cognitiva para su enseñanza. Journal of Spanish Language Teaching Vol. 2, núm. 1, 2015.
  • Ruiz Campillo, José Plácido. La lógica del espacio. Un mapa operativo del sistema verbal en español. Journal of Spanish Language Teaching Vol. 1, núm. 1, 2014.

Sobre el entrevistador: Sergio Troitiño trabaja en la redacción ELE y también se dedica a la formación de profesores. Es licenciado en Filología Hispánica, Máster en Formación de Profesores de ELE, profesor y autor de materiales.