Así se hace «Hoy en clase Américas»

hoyenclaseamericas

JAN PETER NAUTA

Como cada quince días desde hace dos años, estoy preparando una nueva entrega de Hoy en clase Américas, el #59. El proceso de producción comienza días atrás con la selección del texto. Para ello, me suelo pasar unas cuantas horas, distribuidas por varios días, revisando periódicos digitales de distintos países hispanoamericanos para terminar seleccionando cinco o seis textos. En consulta con Sergio Troitiño, elegimos uno de ellos, teniendo en cuenta varios factores. Uno de ellos es la procedencia, ya que queremos alternar entre países, para ofrecer la mayor “variedad de variedades”. Obviamente, el tema es otro factor importante. Tiene que ser como las pilas AAA: atractivo, accesible y actual (pero no “perecedero”). El nivel, debido a las características del texto periodístico, suele ser de B1 para arriba, pero intentamos también encontrar textos que se puedan utilizar en grupos A2. Otro factor es la posibilidad de ampliar la lectura con otros textos o videos. Por último, pero no menos importante, está esa sensación que va desarrollando cualquier profesor con el tiempo: “este texto les va a gustar a mis alumnos” (a veces falla, pero qué le vamos a hacer).

Sin embargo, esta vez el proceso tomó un rumbo diferente cuando hace unos días encontré en el periódico argentino Clarín una entrevista con Kevin Johansen, cantante argentino-estadounidense a quien sigo desde hace tiempo en Spotify y que me parece, además de buen músico, un tipo muy interesante. Fue fácil tomar una decisión: las otras propuestas perdieron en el proceso de selección.

El siguiente paso en la preparación de Hoy en clase Américas es reducir el texto para que quepa en una ficha, una página, con la menor intervención posible. Es un proceso de poda donde, como consecuencia de la estructura del texto periodístico, se van quitando líneas o párrafos de menor interés a medida que uno progresa hacia el final del texto. De paso, aprovechamos para corregir alguna errata o, muy excepcionalmente, para corregir alguna frase si no queda muy clara. Pero la idea siempre es: se respeta el texto original al máximo. Ahora bien, con la entrevista a Kevin Johansen me vi en aprietos: tenía tres veces más palabras de las que caben en una ficha del alumno. Por eso, con pena en el corazón quité la primera parte, donde habla de sus “laburos” antes de ser músico profesional; una verdadera lástima, porque lo cuenta bien, pero son anécdotas que se encuentran también en otros textos sobre él. Y siempre queda la posibilidad de leer la entrevista completa después de trabajar el texto que presentamos en la ficha. En este caso, y en las circunstancias actuales, me pareció más importante conservar la última parte del texto, donde Johansen expresa su opinión sobre el proceso creativo en la cuarentena. Terminé la poda con 942 palabras, sabiendo que en la editorial Sergio Troitiño debería hacer malabares para que todas cupiesen en la maqueta.

Para garantizar que el texto siguiera siendo coherente después de esta operación, se lo envié a nuestra “corresponsal” en Buenos Aires, Verónica Hopp, que lo revisó y aprovechó para hacer algunas observaciones. Una curiosidad: en su opinión, los anglicismos que aparecen en el texto (managers, streaming, show) deberían escribirse en cursiva. Esa es la norma, efectivamente, pero en Clarín no lo hacen (o no siempre). Mi impresión (pero es solo eso, una impresión) es que en gran parte de la prensa hispanoamericana no le dan mucha importancia a ese tema. ¿Laxitud editorial o aceptación natural de los anglicismos? No lo sé. Quizás, una actitud menos reacia al inglés que en los medios españoles. De todas maneras, respetar el texto significa para mí ser lo menos normativo posible y respetar el texto original, pero añadiendo una anotación en la ficha del profesor.

(Otra curiosidad: me acaba de llegar la grabación que hizo Verónica con un locutor en Buenos Aires: este pronuncia “streaming” sin -e- inicial, es decir, como se hace en inglés. O sea que sí se puede).

Bueno, a lo que íbamos. Tenemos el texto. Mientras se grababa la locución con el texto definitivo, yo ya me había puesto con el texto mapeado. Muchas veces pienso que esa es la parte de la que más aprendo. Fijarse en todas las combinaciones de verbos con preposiciones y preguntarse en cada frase si una combinación de palabras es una combinación fija, una colocación, o no, es un excelente ejercicio. En la entrevista con Kevin aparece, por ejemplo “pedaleando en el aire”, cuando habla de que al principio de la cuarentena nadie sabía muy bien cómo reaccionar. Google ofrece sobre todo ejemplos del uso literal (un ejercicio consistente en mover las piernas tumbado en el piso) y solo algunos ejemplos del sentido figurado, por ejemplo, una psicóloga argentina que dice que, para leer, hay que silenciar el mundo alrededor y que en la cuarentena pasa lo contrario: “el mundo se detuvo y nosotros quedamos pedaleando en el aire”. Lo que quiero decir con ello es que, independientemente de si marcamos la expresión como colocación o no, la sola reflexión al respecto y el trabajo de búsqueda constituyen momentos de aprendizaje. En una entrada anterior en este blog ya indiqué algunas maneras de trabajar este apartado y quisiera recomendar que los profesores sigan explorando las posibilidades de aprendizaje que ofrece el mapeo de textos a los profesores y, más que nada, a los alumnos.

La siguiente fase consiste en la elaboración de la ficha del alumno: breves ejercicios de prelectura y lectura que ayuden al alumno a orientarse en el tema (a veces con ayuda de algún video) y a comprender el texto. Luego siguen unas tareas de atención a la forma y de interacción en torno al tema del texto. Finalmente, elaboro la ficha del profesor, con información adicional si está disponible, observaciones sobre el léxico o términos que no todo el mundo conoce porque pertenecen a distintas variedades del español y las sugerencias de soluciones de los ejercicios de la ficha del alumno, todo ello con el objetivo de hacerles la vida un poco más fácil a los profesores. Todos sabemos que la búsqueda y elaboración de textos consume tiempo y el tiempo es algo que no suele sobrar.

Y ya. Lo termino todo, lo reviso, lo vuelvo a revisar y se lo mando a Sergio para que lo pueda maquetar. Revisión de las pruebas y ya es jueves: sale otro Hoy en clase Américas publicado en Campus Difusión.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies